TIPOS DE PINCELES: TUTORIAL Y GUÍA DE COMPRA

Si eres pintor y necesitas renovar tus pinceles, has llegado al lugar correcto. Y si te estás iniciando y estás un poco verde con el tema de los materiales de arte, también. Aquí os ofrecemos una guía total para la compra de pinceles de diferentes tipos. Con el añadido de un comparador de precios entre Amazon y AliExpress, donde cada vez hay mejores productos, y más baratos! Empecemos:

Tipos de pinceles según su pelo

pinceles piel de cerda

El más común. Hecho a partir del pelo de la vertebra espinal de los cerdos. Pincel de pelo áspero pero, a su vez, elástico. Los mejores pinceles de cerda que existen son los chinos, por lo que recomendamos mucho ver el catálogo de AliExpress. El tipo europeo, tradicionalmente, es un pincel de peor calidad.

pinceles sintéticos

Los pinceles sintéticos empezaron a producirse debido a la falta de pelo de marta. Tienen las mismas características, pero un precio mucho menor. Están hechos de poliester y tienen la punta afilada. Los más utilizados con diferencia son los Taklon, aunque también la variante Toray.

marta kolinsky

Los pinceles de marta roja Kolinsky tienen su origen en Siberia. Pelo de gran calidad, ideal para pintar acuarela: absorbe muy bien el agua, lo cual permite pintar grandes superficies. Además, es elástico y resistente. Su punta fina permite realizar trabajos de gran precisión, también en óleo.

pelo de ardilla pincel

Este tipo de pincel se realiza a partir de la cola de las ardillas rusas (petit gris). Lo que tenemos es un pelo muy suave y con gran capacidad de absorción de agua. Ideal para acuarela. Se utiliza mucho para grandes superficies de color. Muy utilizado también por pintores franceses de acuarela.

pelo de turón

Este pincel se realiza a partir de la cola de Turón de Iltis. Ideal para pintar al óleo y con pintura acrílica. Absorbe mucho y es muy resistente. Además, es ideal para superponer diferentes capas de pintura. Y también funciona muy bien a la hora de realizar veladuras sobre el lienzo de tu cuadro.

pelo de buey pincel

El pincel de oreja de buey se produce en varios colores: rubio, castaño y negro. Por lo general, es una variante más barata de los pinceles de pelo suave. Y su utilidad es múltiple: no destaca en nada concreto y va bien para todo. Multiusos. Eso sí, podemos decir que es un pincel de combate.

pincel sabeline

En este caso, el pincel Sabeline, estamos ante un tipo de pincel de alta calidad. Se utiliza el pelo blanco de la oreja de buey y posteriormente se colora para darle un aspecto parecido al del pincel de marta roja. Sus funciones son parecidas, aunque, en la gama buey, la calidad final es menor.

pincel pelo de cabra

Este tipo de pincel se hace con el pelo que crece sobre la vertebra espinal de las cabras. Suele usarse para crear pinceles con férula de cisne. Al estilo chino, sirve mucho para toques de detalles y elementos de alta precisión en el proceso de pintura de tu cuadro. Ideal para técnicas de naturaleza fluida.

pincel pelo de lobo

Se trata de un tipo de pincel hecho a partir de pelo de lobo. Ideal para técnicas fluidas que requieran de gran suavidad en el trazo. También sirve muy bien para aplicar barnices sobre el lienzo. Si trabajas con acuarela, es un tipo de pincel que debes tener a mano, sobre todo para grandes superficies.

Encuentra pinceles según su forma

A continuación, detallamos los diferentes tipos de forma que pueden adoptar los pinceles. Si antes nos hemos fijado en la calidad y el tipo de pelo de cada pincel, aquí podéis encontrar surtidos de pincel según su forma. Ahora, deberéis consultar en la ficha de cada producto los detalles para saber cuál es su tipo de pelo. No olvidéis checkear a su vez las valoraciones de los usuarios, siempre esenciales para realizar una compra adecuada.

pincel de abanico

El pincel de abanico es ideal para realizar transiciones cromáticas. Y, sobre todo, para darles un aspecto uniforme y estético. Se usa mucho en pintura country o multicarga. Y se suele impregnar con dos colores, uno a cada lado, para efectuar degradados. Sirve para carboncillo.

pincel de punta redonda

En este tipo de pinceles, de punta redonda, los pelos del centro tienen más longitud que los exteriores. Por ello, se recomienda bastante este pincel para ejecutar pinturas que requieran de detalle.

pincel lengua de gato

El pincel lengua de gato es un pincel con la punta redonda y de naturaleza plana. Sirve muy bien para los detalles y para realizar y refinar contornos. Habitualmente se utiliza mucho en pintura country y pintura que utilice la técnica de multicarga. Un pincel intermedio imprescindible.

pincel punta ancha

Los pinceles anchos o muy anchos, suelen ser de mango corto y se utilizan para dar grandes superficies de color, imprimaciones y barnices. Un elemento imprescindible a tener en la paletilla de pinceles, sobre todo si pintas con gran formato.

pincel punta fina

Estamos aquí ante el pincel con la punta más fina del mercado. Si el anterior pincel sirve para detalles, este sirve a nivel casi microscópico. Podrás trabajar los elementos más pequeños de tu cuadro con este tipo de pincel.

pincel de tamponado

El pincel de tamponado o estarcido es el más basto de todos los pinceles. El pelo suele ser áspero y con uno de los extremos planos. De hecho, es uno de los pocos tipos de pincel para los que se suele cortar el extremo superior de los pelos. Básico.

Limpieza y mantenimiento de tus pinceles: consejos

Aquí te traemos unos cuantos consejos para conseguir que tus pinceles duren mucho más tiempo y no tengas que estar comprando todo el rato nuevos.

  • Antes de pintar: primero, mojaremos el pincel en agua y disolvente. Así nos aseguramos que no hay pintura seca en el pincel.
  • Cuando pintamos: Hay que ir usando el disolvente para evitar que quede pintura entre los pelos. No deben dejarse los  pinceles en el disolvente boca abajo.
  • Usar limpiapinceles: existen gadgets específicos para limpiar pinceles, los recomendamos mucho.
  • Acerca de la limpieza: Usaremos primero papel absorbente para limpiar la pintura superficial y después aplicaremos aguarrás, disolvente o trementina. Luego los aclaramos con agua limpia y sacudimos. Debemos dejarlos secar en horizontal, no en vertical.